La venta anticipada de soja que todavía no se sembró subió 62% interanual

E-mail Imprimir PDF

La exportación y la industria se aseguraron ya casi 3 millones de toneladas del poroto. La posición mayo18 se ubica u$s 5 por encima del disponible, lo que alienta a retener.

Después de un año complicado para hacerse de mercadería, los exportadores y la industria aceitera anotó ya casi 3 millones de toneladas de la soja 2017/18, que recién se comenzará a implantar hacia fines de octubre.

Esa cantidad de operaciones, que surgen de datos del Ministerio de Agroindustria hasta el miércoles pasado, representa un salto de 62,2% respecto de lo reportado un año atrás, cuando se habían anotado poco más de 1,8 millón de toneladas del poroto y muestra por un lado la necesidad de los habituales compradores de asegurarse mercadería futura.

También, según estiman algunos operadores manifesta parte del efecto que tendrá la baja gradual de las retenciones al complejo sojero, de 0,5% mensual, que comenzará a operar en enero próximo, y que fue ratificada en el proyecto nacional de Presupuesto 2018 que ahora se debate en el Congreso.

De acuerdo con la información oficial, hasta el pasado miércoles 13, el denominado farmer selling de soja "nueva" se ubicó en 2.957.200 toneladas, con la exportación reportando compras por más de 1,2 millón de toneladas de soja, mientras que la industria anotó casi 1,7 millón de toneladas de la oleaginosa.

Desde el área de Research de la corredora Zeni, Eugenio Irazuegui comentó que "la baja de retenciones anunciada ya está descontada por el mercado y no se esperan mayores cambios de precios" por ese motivo.

No obstante, comentó que "la estructura actual de precios brinda incentivos a diferir las ventas, incluso para la próxima campaña".

En ese sentido, la soja mayo 18 vale hoy u$s 5 por tonelada más que la posición noviembre 17, lo que configura "una situación atípica frente a años anteriores, cuando los valores a mayo (cosecha nueva) se negociaban con descuentos de hasta u$s 25 por tonelada", indicó Irazuegui.

Si ese escenario se consolida, calculó que el pase de cosecha a la próxima campaña sea récord y supere las 10 millones de toneladas.

Ese stock se sumará a las 57,5 millones de toneladas que se estima se producirán en el ciclo que está a punto de comenzar, y que según estimaciones privadas tendrá una contracción en el área sembrada en torno al 2%.

Este año, las ventas de la soja fueron muy inferiores a campañas anteriores, por la caída internacional de los valores de los commodities y los vaivenes del tipo de cambio. Según los últimos datos oficiales, las ventas de soja 2016/17 alcanzan las 35,3 millones de toneladas, lo que representa menos del 62% de la producción obtenida. A la vez, los compromisos de entrega de mercadería con precio a fijar a futuro batieron récords.

Con las operaciones que comienzan a cerrarse para el año próximo también se generan con valores a fijar, y solo se cerró precio para el 38% del total negociado hasta el momento.

--
Fuente: cronista.com

 
 
 
 

Descargar Reporte