Soja: creció en la última campaña la tecnología aplicada

E-mail Imprimir PDF

En el ciclo 2016/2017 los productores de alta tecnología pasaron del 29 al 32%, y los de nivel medio crecieron del 54 a 61 por ciento.

El Departamento de Investigación y Prospectiva de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires difundió los resultados sobre el uso de insumos y el manejo del cultivo de soja en la campaña 2016/17. Los datos surgen del Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (ReTAA) de la entidad y muestran una mejora significativa en los niveles tecnológicos aplicados en el último ciclo agrícola.

Según Juan M. Brihet, coordinador de investigación y prospectiva tecnológica de la entidad, en soja se destacó un aumento del nivel tecnológico alto, pero en mayor medida del nivel medio. "En soja los productores de alta tecnología pasaron del 29 al 32% del área total, mientras que los de nivel medio crecieron de 54 a 61% en la última campaña. Esto revierte la tendencia negativa de los últimos años, en la que se observó una caída sostenida en la adopción de tecnología por parte de los productores", dijo.

También se dio una mejora en la genética en semilla de soja, con un aumento en el uso de materiales que presentan tolerancia a herbicidas distintos de glifosato, así como de variedades con resistencia a insectos. "En el primer caso casi que se duplicó el uso de materiales para sulfonilureas en sólo dos campañas, mientras que las sojas que suman un evento para insectos treparon de 7 a 18% a nivel nacional en el último ciclo", explicó.

Si bien la fertilización en soja sigue siendo baja, en relación con las dosis y el área aplicada, se observó una mejora en ambos aspectos en comparación con relevamientos previos. El promedio de fertilización subió de 8 a 10 kilos de fósforo por hectárea aplicada, entre 2014/15 y la última campaña 2016/17.

Respecto del uso de fitosanitarios, hubo un uso mayor de productos con mezclas de insecticidas, a diferencia de algunos más clásicos o simples que se venían viendo los últimos años. "Algo similar ocurrió con el uso de fungicidas, destacándose su aplicación en la última campaña por las condiciones de año húmedo en las principales regiones sojeras", dijo.

En malezas resistentes se observó una tendencia hacia herbicidas de mayor selectividad para aplicaciones específicas según una maleza puntual o el momento del cultivo. "Al diferenciar por herbicidas selectivos, éstos ocuparon casi el 35% del volumen total aplicado en el último ciclo, a pesar de tener dosis menores o formulaciones concentradas en comparación a herbicidas no selectivos", remarcó.

Campaña 2017/2018

En tanto, respecto de la nueva campaña, 2017/2018, la entidad informó que el avance de siembra de soja cubrió el 7,2% de las 18.100.000 hectáreas proyectadas, "registrando un avance intersemanal de 5,4 puntos porcentuales y ubicándose 2,2 puntos por arriba del progreso de siembra a similar fecha del ciclo previo".

En los últimos siete días se sembraron más de un millón de hectáreas, lo que permitió el avance de la campaña. "Más de un 46% del área sembrada durante los días previos (al informe de la entidad) se ubica en sectores del núcleo norte, en donde la humedad en los lotes varía de óptima a adecuada en la mayor parte de su territorio", señaló la Bolsa de Cereales porteña. La región núcleo aportó otro 27 por ciento de la siembra que se registró en los últimos días en el país.

--
Fuente: lanacion.com.ar

 
 
 
 

Descargar Reporte